2 de enero de 2015

Salchichas con puré de patatas y salsa gravy




   Amig@s cociuniversales, FELIZ AÑO 2015. Hoy os traigo la primera receta del año; esta vez me apetecía introducirme en la cultura británica y por ello he preparado un plato rico y muy fácil. Os hablo de unas salchichas de cerdo horneadas, acompañadas de una salsa gravy con cebollas y puré de patatas. Como veis es un plato completito, pero como yo siempre digo, una vez al año no hace daño.


El término inglés "bangers" empezó a utilizarse en la II Guerra Mundial; las salchichas, que se asignaban en las cartillas de racionamiento, eran de mala calidad y si se cocinaban en agua a fuego fuerte, explotaban. Una de las alternativas más prácticas que se propuso, fue la de hornearlas y, lo cierto es que, dieron en el clavo porque el resultado es exquisito. Aunque se pusieron de moda durante la II Guerra Mundial, se dice que su verdadero origen data de 1919. Éste es un plato con gran significado para la clase obrera londinense. Espero que disfrutéis mucho de la vídeo-receta, os dejo también el proceso escrito, por si quedase alguna duda. Feliz Año Nuevo, mis mejores deseos para esta nueva etapa. Nos vemos muy prontito.
Un besazo grande,

                     

_________________

Tiempo: 50 minutos     Comensales: 3-4

País: Reino Unido        Plato: segundo
_____________________


Ingredientes
  • 3 patatas medianas
  • 1/2 vaso de leche
  • 2 cucharaditas de nata para cocinar
  • 30 gramos de mantequilla sin sal
  • Pimienta negra molida al gusto
  • Sal al gusto
  • 500 gramos de salchichas de cerdo de carnicería
  • 1/4 de vaso de vino blanco
  • 1 cebolla roja
  • 1 pizca de harina de maíz


Preparación
  1. Pelar y cortar las patatas en rodajas de más o menos 1 dedo de grosor.
  2. Agregar 4 vasos de agua en una cazuela que pondremos a fuego medio.
  3. Echar las patatas y, una vez llegados a ebullición, dejar cocinar 10 minutos.
  4. Pasado ese tiempo, retirar del fuego y escurrir las patatas con ayuda de un colador.
  5. Depositarlas de nuevo en la cazuela, fuera del fuego.
  6. Triturarlas con ayuda de una cuchara de madera.
  7. Incorporar la mantequilla, la nata y mezclar.
  8. Agregar la leche y seguir removiendo.
  9. Salpimentar al gusto.
  10. Por otro lado pinchar las salchichas con un cuchillo y colocarlas en un molde resistente al calor del horno.
  11. Hornearlas entre 20-30 minutos, o hasta que estén doradas, a 180 ºC por arriba y por abajo (habiendo precalentado el horno 10 minutos, previamente).
  12. Pasado ese tiempo, reservar las salchichas en un plato.
  13. Raspar con una cuchara de madera el fondo del molde, donde habrá quedado la grasa que han soltado las salchichas.
  14. Añadir 1/2 vaso de agua o caldo pollo.
  15. A continuación cortar la cebolla y reservar.
  16. Fundir la mantequilla en una sartén que pondremos a fuego medio.
  17. Agregar la cebolla y cocinar hasta que quede tierna.
  18. Verter el vino y cuando el alcohol haya evaporado, incorporar la grasa de las salchichas que habíamos raspado en el molde.
  19. Echar sal al gusto y 1 pizca de harina de maíz para espesar.
  20. Remover un poco y retirar rápidamente del fuego.
  21. Servir las salchichas en un plato acompañadas con un poco de puré y verter la salsa gravy por encima.