21 de febrero de 2015

Tiramisú clásico



   Hola amig@s cociuniversales, ¿cómo estáis? Por fin llegó el fin de semana y como no podía ser de otra manera os traigo una recetilla dulce, super rica y conocida en el mundo entero; me refiero al famoso Tiramisú. Es muy fácil prepararlo y la verdad es que el resultado no deja indiferente a nadie.


El origen de este postre se remonta a los años 50 en la región del Véneto cuya capital es Venecia, concretamente se preparaba en los burdeles de la zona. Ti ra mi su significa "tírame hacia arriba", expresión que se debe al importante poder calórico que este dulce aporta desde el primer bocado. Al principio no llevaba ni queso Mascarpone ni otras grasas similares ya que que los lípidos ralentizan la digestión generando justo lo contrario, sensación cansancio y fatiga. Entre los años 70 y 90 el restaurante Toulá de Milán empezó a incorporar huevos, azúcar batidos, cacao en polvo y bizcochos de soletilla o Savoiardi mojados en café. En Argentina es un postre muy conocido consecuencia del origen italiano de muchos de sus habitantes.


Os dejo con la vídeo-receta y más abajo, el proceso escrito por si quedase alguna duda. 
Un besote gordo y muy feliz semana,


________________

Tiempo: 50 minutos     Comensales: 6-8

País: Italia        Plato: postre
_____________________


Ingredientes
  • 200 gramos de bizcochos de soletilla o savoiardi
  • 3 cucharadas de cacao en polvo
  • 3 yemas
  • 3 claras
  • 120 gramos de azúcar blanco
  • 250 gramos de queso mascarpone
  • Licor de amaretto o ron (yo he utilizado licor de bellota)
  • 1 cucharada de café soluble
  • 1 pizca de sal


Preparación
  1. Agregar 2 vasos de agua en una cazuela o cazo que pondremos a fuego medio.
  2. Una vez caliente, añadir el café soluble y una cucharadita de licor de amaretto o, en mi caso, de bellota, remover bien y dejar enfriar.
  3. Incorporar el azúcar en el bol en el que tenemos reservadas las yemas, batir y poner al baño maría durante 3 minutos.
  4. Una vez obtenida una mezcla blanquecina, dejar enfriar.
  5. Añadir una pizca de sal en el bol en el que tenemos las claras y batir hasta llegar a punto de nieve.
  6. Incorporar el queso mascarpone, a movimientos envolventes, en la mezcla de huevos y azúcar, una vez ésta haya enfriado.
  7. Añadir las claras a movimientos envolventes.
  8. Llevar la crema de mascarpone al frigorífico 30 minutos para que coja un poco de cuerpo.
  9. Impregnar los bizcochos de soletilla en el café, una vez éste haya enfriado.
  10. Colocarlos en un molde, haciendo una primera capa en la base.
  11. Sobre ella, extender la mitad de la crema de mascarpone.
  12. Espolvorear con ayuda de un colador el chocolate en polvo.
  13. Impregnar de nuevo los bizcochos de soletilla en el café y hacer una segunda capa.
  14. Seguidamente la otra mitad de la crema de mascarpone.
  15. Finalizar espolvoreando el resto del cacao en polvo.
  16. Enfriar al menos 6 horas en la nevera.

🤗 Buen provecho  🤗