26 de septiembre de 2015

Té exótico especiado con leche y dátiles


   
  Hola amig@s cociuniversales, ¿cómo estáis? El otoño ha hecho acto de presencia, las hojas de los árboles empiezan a caer y el fresquito se siente en el ambiente. Este fin de semana me apetecía mostraros una recetilla para entrar en calor, que solemos hacer en casa en épocas de frío e ideal para relajar un poco el estrés de la semana; un rico té verde con leche, especias exóticas y dátiles.


Una bebida muy sencillita de preparar y que sin darnos cuenta y desde el primer sorbo nos hace viajar a países lejanos como la India, Bangladesh, Sri Lanka o Indonesia. En este experimento mi idea era mezclar especias como jengibre, canela, clavo o nuez moscada. Por otro lado quería evitar endulzarlo utilizando azúcar refinado, así que se me ocurrió usar dátiles; un fruto muy apreciado en países del norte de África (Egipto, Túnez, Marruecos o Argelia) así como en naciones de Oriente Medio (Arabia Saudita o Irán). Esta fruta posee gran contenido en hidratos de carbono y azúcares de fácil absorción aportando sensación de saciedad y resultando excelente para obtener energía. Hervidos en leche caliente son idóneos para paliar resfriados y problemas pulmonares. Además sirven para calmar la ansiedad y el estrés ya que contienen vitaminas del grupo B y triptófano lo que ayuda a incrementar los niveles de melatonina y a conciliar el sueño.


Os dejo la vídeo-receta y más abajo el proceso por escrito por si quedase alguna duda. Espero que os guste mucho. 
Feliz fin de semana,




________________

Tiempo: 10 minutos     Comensales: 1

País: Norte África/India/Oriente Medio     Plato: bebida
_____________________

Ingredientes
  • ½ cucharadita de té verde
  • 1 pizca de jengibre seco molido
  • 1 pizca de canela en polvo
  • 1 pizca de nuez moscada en polvo
  • 2 clavos 
  • 70 ml de leche
  • 120 ml de agua
  • 3-4 dátiles deshuesados

Preparación

  1. Verter la leche en un recipiente y agregar los dátiles.
  2. Triturar con ayuda de una batidora y reservar.
  3. Echar el agua en un cazo.
  4. Incorporar el té, el jengibre, el clavo, la nuez moscada y la canela.
  5. Calentar a fuego medio.
  6. Añadir la mezcla de leche y dátiles antes de que rompa a hervir.
  7. Dejar cocinar hasta que empiece a salir vapor.
  8. Servir con ayuda de un colador.
  9. Decorar con canela.
A disfrutar 🤗