1 de febrero de 2016

Tarta de queso y fresas, especial San Valentín



    Hola amig@s bloguer@s. En este post os propongo una receta súper fácil, idónea para aprovechar la temporada de fresas y sorprender a nuestr@s enamorad@s por el día de San Valentín. Me gustaría mostraros cómo preparar un cheesecake de fresas sin necesidad de utilizar el horno. Una tartita fría con un sabor muy peculiar que he decidido decorar con cacao en polvo, trocitos de galletas y algunas fresas.


Os dejo con la vídeo-receta y más abajo el proceso escrito por si quedase alguna duda. Espero que os guste mucho. Os deseo una súper feliz semana y agradezco mucho todo el apoyo que me estáis prestando.
Un besote gigante,






––––––––––––––––––––––

Tiempo: 20 minutos + 12 horas     Comensales: 6-8

   Plato: postre

––––––––––––––––––––––



Ingredientes
  • 10 fresas
  • 80 gramos de mantequilla sin sal
  • 200 gramos de queso crema
  • 200 ml de nata al 22 % de materia grasa
  • 5 cucharadas de azúcar
  • 8 cucharadas de leche condensada
  • 4 hojas de gelatina neutra (6,66 gramos)
  • 20 galletas tipo Tostada

Para decorar
  • 2 cucharaditas de chocolate en polvo
  • Trocitos de galletas tipo Tostada
  • Fresas al gusto

Preparación
  1. Fundir la mantequilla en un cazo a fuego medio y reservar.
  2. Partir las galletas en trocitos y depositarlas en un recipiente.
  3. Triturarlas con ayuda de un tenedor y con la mano del mortero hasta conseguir una especie de harina de galleta.
  4. Verter la mantequilla fundida y remover.
  5. En la base de un molde (en mi caso 17 cm de diámetro) colocar un papel sulfurizado, cortando el sobrante con unas tijeras.
  6. Sobre éste, echar la mezcla de harina de galletas y compactar la mezcla con una espátula o una cuchara hasta formar la base de nuestra tarta.
  7. Llevar el molde a la nevera mientras continuamos con el resto de la preparación.
  8. Verter un poco de agua muy fría en un plato y sumergir las hojas de gelatina neutra para hidratarlas.
  9. Poner las fresas y el azúcar en un cazo a fuego medio y dejar cocinar hasta que el azúcar se disuelva totalmente.
  10. Retirar del fuego, triturar con ayuda de una batidora eléctrica hasta conseguir una especie de batido de fresas.
  11. En otra cazuela, poner el queso crema, la leche condensada, el batido de fresas y la nata.
  12. Cocinar a fuego medio hasta que empiece a salir vapor y sin dejar de remover.
  13. Apartar del fuego e incorporar la gelatina, bien escurrida.
  14. Mezclar hasta que la gelatina quede bien integrada.
  15. Verter la mezcla sobre la base de galletas que teníamos refrigerando en la nevera.
  16. Dejar enfriar, primero a temperatura ambiente y después en el frigorífico, durante al menos 12 horas.
  17. Pasado el tiempo, separar los bordes de la tarta de las paredes del molde con un cuchillo y desmoldar.
  18. Para decorar he utilizado dos cucharaditas de cacao en polvo, un poco de galleta triturada y algunas fresas.

🤗 Buen provecho y a disfrutar  🤗