23 de octubre de 2016

Rollitos de canela | Cinnamon rolls 🤗


   Esta semana os propongo una delicia muy especial; se trata de los archiconocidos rollitos de canela o cinnamon rolls; un manjar dulce súper apreciado en EEUU y en el norte de Europa. 


La mezcla de canela, azúcar y mantequilla provoca un sentimiento de alegría generalizado; creo que pocas son las personas, capaces de resistirse ante una combinación tan exquisita. Esta especie de panecillo se creo en la década de los años 20 del siglo pasado, en aquel entonces sus ingredientes eran caros y poco accesibles, con lo cual se trataba de un manjar destinado a las clases más adineradas. Su origen es incierto, no obstante, muchas teorías afirman ubicarlos en Suecia, donde curiosamente celebran el Día del Rollo de Canela (Kanelbullens Dag) el 4 de octubre y son conocidos como "kanelbull". En Estados Unidos son también muy populares y se consideran el bocado perfecto para ser degustado a la hora del desayuno, sin embargo, si os tengo que ser sincera, este pastelito es ideal para disfrutarlo a cualquier hora del día, como tentempié, merienda o, incluso, de postre. Es más que evidente que estos rollitos están buenísimos y es esa, la causa principal por la que se han hecho tan famosos a nivel internacional.



Para esta receta es imprescindible utilizar levadura seca, os recomiendo usarla de un sobre recién abierto; de esta forma evitaremos disgustos en caso de que se haya echado a perder porque llevase demasiados días almacenada en nuestra despensa. Un truco para comprobar que está en condiciones óptimas, es diluir 1/2 cucharadita de levadura en 1/2 vaso de agua templada (no caliente) junto con 1/4 de cucharadita de azúcar blanco y otra 1/2 cucharadita de harina de trigo. Removéis bien, cubrís el vaso con film transparente y dejáis reposar la mezcla unos 15 minutos; si pasado el tiempo veis que en la superficie se aprecian burbujitas, querrá decir que vuestra levadura se encuentra en perfecto estado, en caso contrario, deberéis desecharla ya que la ausencia de espuma indica que los microorganismos que la componen, habrán muerto y como consecuencia de ello, se habrá estropeado. El gluten y los nutrientes, de la harina y el azúcar, activarán la levadura en el agua tibia y gracias a las burbujitas, sabremos que es apta para ser agregada a nuestras preparaciones sin problema alguno.



                               


La elaboración de nuestros rollitos requiere un poquito de tiempo, pero con paciencia y mucho cariño, no hay nada imposible. Además, si bien es cierto que la receta contiene bastantes pasos, la verdad es que, si os fijáis bien, tampoco es tan complicada, ¿o sí?. Y si os sobran al día siguiente y veis que se han quedado un poco duros, podéis calentarlos en el microondas unos segundos. Después vertéis el frosting y voilà, como recién horneados y buenísimos. Espero que os guste mucho la vídeo-receta. Os dejo también el proceso escrito, por si quedase alguna duda. Muy feliz semana y muchas gracias por vuestro siempre apoyo.




_________________

Tiempo: 60 minutos + 3 horas    Cantidad: 16

País: EEUU/Europa Norte     Plato: desayuno/merienda
_____________________


Ingredientes

Masa
  • 1 huevo mediano
  • 3 cucharadas de azúcar blanco
  • 80 ml de leche entera
  • 16 cucharadas de harina de trigo (tamizada) + 1 para extender la masa (tamizada)
  • 80 ml de agua
  • 1 cucharada de mantequilla sin sal (a temperatura ambiente)
  • 1 cucharadita de levadura seca
  • 1 pizca de sal

Relleno
  • 1 cucharadita y ½ de canela molida
  • 4 cucharadas de azúcar moreno
  • 2 cucharadas de mantequilla sin sal a temperatura ambiente

Frosting o glaseado de queso crema
  • 100 gramos de queso crema
  • 6 cucharadas de azúcar glas
  • 3 cucharadas de leche entera

Decoración
  • Mitades de melocotón el almíbar
  • Frambuesas


Preparación
  1. Masa; verter el agua y la leche en el vaso de la batidora y reservar.
  2. En un bol, añadiremos la mezcla de leche y agua, el huevo, el azúcar, la mantequilla, la pizca de sal y 2 cucharadas de harina.
  3. Mezclar todos los ingredientes con ayuda de una batidora (la mantequilla no se integrará totalmente).
  4. En un cazo, que pondremos a fuego medio, echaremos nuestra masa, cocinaremos hasta conseguir que espese y sin dejar de remover; una vez logrado, retiraremos, reservaremos y dejaremos entibiar unos minutos ya que si la mezcla está excesivamente caliente, la levadura podría morir.
  5. En otro cuenco, incorporaremos la crema, que acabamos de espesar, 2 cucharadas de harina de trigo, la cucharadita de levadura seca y mezclaremos con una cuchara.
  6. Seguiremos agregando harina de trigo, de 2 en 2 cucharadas, removiendo cada vez hasta que ya no podamos seguir mezclando con la cuchara (en total añadí 9 cucharadas).
  7. Espolvorear 1 cucharada de harina en la encimera y sobre ésta nuestra masa.
  8. Amasaremos 10 minutos añadiendo más harina, de cucharada en cucharada, cuando veamos que la bola se pega en la mesa de trabajo (en total fueron 5 cucharadas más. No echar demasiada harina porque la masa quedará excesivamente pesada).
  9. Engrasaremos nuestras manos con un poquito de mantequilla e hidrataremos la superficie de la masa.
  10. La colocaremos en un bol que cubriremos con film transparente y sobre éste, un paño de cocina.
  11. Dejaremos reposar 1 hora y media, o hasta duplicar tamaño, en un lugar templado (si es otoño/invierno, os aconsejo ubicarla cerca de un brasero).
  12. Relleno; mezclar el azúcar moreno, la canela y reservaremos.
  13. Pasado el tiempo, la masa habrá duplicado su tamaño.
  14. Espolvorearemos 1 cucharada más de harina y amasaremos 2 minutos para eliminar el exceso de aire.
  15. Extenderemos la masa con un rodillo de dentro hacia afuera (no dejarla demasiado fina), acomodando los bordes con ayuda del mismo rodillo para formar una especie de rectángulo.
  16. Untar las 2 cucharadas de mantequilla por todo el rectángulo y con una cuchara.
  17. Sobre ello, esparcir la mezcla de azúcar y canela, dejando 2 dedos libres en la parte superior para poder cerrar el rollito después.
  18. Enrollar con paciencia, arrastrando y agregando un poquito de harina, en caso de que la masa se pegue en la encimera, así, ayudaremos a despegarla.
  19. Sellaremos bien el borde.
  20. Con un cuchillo cortaremos el rollo por la mitad, cada mitad en 2 mitades y así sucesivamente hasta formar 16 rollitos.
  21. En la bandeja del horno, colocaremos un papel sulfurizado y sobre éste, nuestros 16 rollitos.
  22. Cubrir con papel film y con un paño y dejar reposar 1 hora y media más (de nuevo en un lugar templado).
  23. Frosting; en un bol, mezclar el queso crema, el azúcar glas y la leche (incorporar la leche de cucharada en cucharada e ir removiendo cada vez).
  24. Precalentar el horno a 220 ºC por arriba y abajo, 10 minutos.
  25. Hornear a 220 ºC, unos 9 minutos.
  26. Pasado el tiempo, dejar enfriar nuestros rollitos unos 5 minutos y glasearlos con nuestro frosting de queso crema al gusto.
  27. Decorar como más nos guste (yo he optado por melocotón en almíbar y frambuesas).

A DISFRUTAR 🤗 🤗




Bebidas para acompañar