4 de junio de 2017

Tarta de galletas portuguesa



   Esta tartita de galletas, o bolo de bolacha, con un toque de café y crema de mantequilla, típica de Portugal, la tenía anotada en mi lista de recetas pendientes desde hacía mucho tiempo. Es una delicia que veo a menudo, cuando voy a comprar allí, en las diversas cafeterías-pastelerías que podemos apreciar en los pintorescos pueblos portugueses, cercanos a la frontera. Cada vez que me encontraba rodeada de todos esos deliciosos pasteles que lucían en las vitrinas con aspecto irresistible, me repetía, una y otra vez, la misma frase: "Tengo que preparar el bolo de bolacha ya, que seguro que va a gustar mucho a mis compis cocinillas".


Mi amiga Alicia, del canal "Dalicia's Recetas", me retó, hará un par de semanas, para hacer una tarta por menos de 3 euros. Como no podía ser de otra forma, acepté el desafío pensando que ésta sería la ocasión perfecta puesto que el postre que os propongo hoy, cuenta con ingredientes que no son demasiado caros. Además, no se requiere de mucha destreza para elaborarlo debido a que es muy sencillito; tendremos que ir alternando galletas y crema de mantequilla hasta formar una tarta de 6 capas. Ya veréis que no tiene complicación ninguna. Había visto este tipo de retos en otros canales de Youtube y la verdad es que me resultaba una idea de lo más interesante. La mayoría de las veces, suelo presentaros recetas muy económicas, con ingredientes accesibles que no cuestan mucho dinero. Para calcular los precios de los productos que vamos a utilizar, me fui al supermercado a fin de grabaros el importe de los mismos y, una vez adaptados a la cantidades requeridas, me llevé una gran sorpresa ya que no vamos a necesitar más de 2,17 euros para la elaboración de nuestra tarta. Eso sí, con el fin de usar los céntimos que me sobraron, decidí decorarla con un poco de chocolate puro en polvo, sin azúcar, puesto que considero que casa estupendamente con el sabor de las galletas y del café, y algunas virutinas de chocolate con leche. Parece sorprendente que podamos cocinar un delicioso postre a tan bajo coste, sobre todo si nos fijamos en lo que nos suelen cobrar en cualquier pastelería o cafetería por un trocito de nuestro pastel preferido, que luego resulta no estar tan bueno como cuando lo realizamos de forma casera, ¿a que sí?

 

Existen muchas formas de preparar esta tarta. De hecho, en España existe una versión muy similar conocida como tarta de la abuela, la clásica de los cumpleaños, aunque la diferencia se centra en que la base de galletas va envuelta en una especie de crema de chocolate, de lo más apetecible, y con alguna que otra variante. Seguro que la voy a hacer muy prontito ya que soy súper fan de esta clase de dulces. Las galletas María son consideradas como producto de consumo nacional en Portugal. A pesar de ello, su origen es inglés. Fueron creadas en 1874 por Peek Freans, una empresa de galletas británica, para celebrar el matrimonio de la Gran Duquesa María Aleksándrovna de Rusia con el hijo de la Reina Victoria, el príncipe Alfredo I de Sajonia-Coburgo-Gotha. Rápidamente se hicieron muy famosas en muchos países de Europa, pero, sin duda, fue en Portugal donde más popularidad alcanzaron (también en España, particularmente, a raíz de la crisis económica desencadenada tras la Guerra Civil de 1936) hasta convertirse en una de las delicias más características del país, sirviendo de inspiración en la elaboración de sobremesas tradicionales como la tarta que os traigo hoy, el bolo de bolacha.


Como ya os he mencionado, la base la haremos con galletas María bañadas ligeramente en café azucarado. Las colocaremos en capas de 7, formando una especie de flor, hasta crear 6 en total. Finalmente, cubriremos todo con una riquísima crema de mantequilla muy facilita de preparar. Investigando por la Red, me di cuenta de que en casi todas las recetas portuguesas, agregaban lo que para mí supone un exceso de mantequilla (250 gramos). Os cuento que he comido esta tarta en Portugal varias veces y nunca he notado la mantequilla de forma exagerada. Pero bueno, aun así quise experimentar con una de las versiones que encontré, adaptada, como siempre, a mi gusto. La primera tarta que preparé en casa, la hice con un poco menos de mantequilla de lo que había visto en mi proceso de búsqueda. Y nada, tal y como había previsto, tanta cantidad, no nos gustó en absoluto. Así que, después de dar algunas vueltas, para ver cómo solventar este pequeño problema, se me ocurrió bajar la dosis a 120 gramos y mezclarla con 100 gramos de queso crema. Volvimos a probar y esta vez el resultado fue todo un éxito; estaba realmente irresistible. Os confieso que junto con el tiramisú, este postre ha pasado a ser de mis preferidos. Es un vicio total; hay que tener cuidado porque se traga solito y sin darnos cuenta jeje.


Y después de enrollarme un poco, creo que no me olvido de nada. ¡Ah, bueno, de algo muy, muy importante! Del canal al que vamos a retar. En este caso ya os he hablado de ella en alguno que otro post. Se trata de mi amiga Cathy, del blog "Recetas fáciles con Cathy Pérez". Estoy segura de que nos va a preparar una verdadera delicatessen porque ella es una verdadera experta. Y ahora, ya sí que puedo despedirme hasta la próxima recetina. Espero que os guste mucho el vídeo con el paso a paso. Os dejo también, como siempre, el proceso escrito por si tuvierais alguna duda. No olvidéis que podéis imprimir ésta y todas las recetas que se publican en el blog, pinchando en el botón "imprimir receta". Muchas gracias por vuestro siempre apoyo y por todos los comentarios positivos que me dejáis a través de Youtube.
Un besazo gigante,


______________

Tiempo: 70 minutos + 4 horas    Comensales: 6-8

País: Portugal         Plato: postre
_____________________


Ingredientes
  • 3 yemas
  • 120 gramos de mantequilla blandita, sin sal y cortada en cubitos
  • 100 gramos de queso crema
  • 3 cucharadas y ½ de azúcar moreno
  • 1 paquete y ½ de galletas María
  • 1 cucharadita de café soluble
  • 1 vaso de agua caliente (250 ml)

Decoración
  • 1 galleta triturada
  • Cacao puro en polvo (sin azúcar) al gusto
  • Virutas de chocolate con leche al gusto

Preparación
  1. Verteremos el vaso de agua caliente en un bol, agregaremos la cucharadita de café y 1/2 cucharada de azúcar moreno. Removeremos bien y reservaremos para dejar enfriar.
  2. Echaremos las yemas y 3 cucharadas de azúcar en un cazo que vamos a poner a baño maría y a fuego medio. Mezclaremos bien hasta que el azúcar se disuelva.
  3. Una vez conseguido, retiraremos y dejaremos templar 5 minutos.
  4. En otro cuenco, mezclaremos la mantequilla (blandita) y el queso crema hasta conseguir que ambos ingredientes queden bien integrados.
  5. Por último, añadiremos las yemas azucaradas.
  6. Mezclaremos bien con ayuda de una batidora.
  7. Cubriremos el bol con film transparente, eliminando el exceso de aire, y refrigeraremos en la nevera 45 minutos para que la crema adquiera mejor consistencia y podamos extenderla mejor sobre las galletas.
  8. En el plato en el que vayamos a presentar nuestra tarta, colocaremos un papel sulfurizado.
  9. Impregnaremos 7 galletas, de 1 en 1, en el café frío y por no demasiado tiempo para evitar que éstas se deshagan.
  10. Iremos poniendo las galletas sobre el papel sulfurizado formando una especie de flor.
  11. Untaremos la crema (no demasiada) sobre las galletas. Para ello me estoy ayudando con un cuchillo.
  12. Repetiremos el proceso, bañando las galletas en el café y cubriéndolas con la crema hasta formar 6 capas. 
  13. Envolver bien con la crema, los alrededores y la cubierta. Podemos ir girando el plato para que nos resulte más sencillo.
  14. Refrigerar la tarta 4 horas en la nevera como mínimo.
  15. Pasado el tiempo, retiramos con cuidado el papel y decoramos a nuestro gusto. En mi caso, estoy utilizando 1 galleta triturada, un poco de chocolate puro en polvo y algunas virutas de chocolate con leche.

Ya tenemos lista nuestra tarta de galletas. A disfrutar 🤤🤤.




https://sites.google.com/site/tiramisudelimonbelenru/tarta-de-galletas-por-menos-de-3