13 de febrero de 2018

Tiramisú de fresa para San Valentín


   Por fin llegó la semana más amorosa del año y, como ya viene siendo costumbre en el blog, tenía que presentaros una recetilla especial para sorprender a nuestr@s enamorad@s, amig@s o familiares el Día de San Valentín.


Hará como un par de semanas, mientras reflexionaba sobre nuevas y deliciosas recetas para ofreceros en el canal, se me pasó por la cabeza que podría ser interesante hacer una versión romántica del tiramisú clásico, tan exquisito y apreciado no solo en la gastronomía italiana, tan tradicional y diversa, sino también en el mundo entero. Como primera y rica opción, pensé en sustituir el relleno central, cuyos principales protagonistas son la crema de mascarpone y el cacao puro en polvo, por una cobertura casera de alguna fruta del bosque, por ejemplo, fresas, frambuesas, arándanos o moras. Mi intención era elaborar una delicia dulce similar a un tiramisú de limón que hice al poco tiempo de abrir el canal de Youtube, solo que inspirándome en la temática de San Valentín. Finalmente, me decanté por las fresas, por aquello de que son de color rojo y representan a la perfección este delicado, encantador y bonito día del mes de febreroAsí pues, hoy prepararemos un apetitoso tiramisú, relleno con una salsa de fresas casera, muy fácil de hacer, con pocos ingredientes y para el que no vamos a necesitar utilizar el horno. 


El resultado es, rico no, buenísimo, un vicio total que no podréis parar de comer, porque, como todo tiramisú que se precie, se traga solito jeje. Asimismo,  y como segunda variante, la primera era el relleno de fresa, en lugar de humedecer los bizcochos típicos que suelen emplearse para realizar este postre, los savoiardi, en café, como se procede en la elaboración del tiramisú tradicional, vamos a utilizar leche semidesnatada, lo cual constituye una alternativa excelente para que los niños y las personas que, como yo, son sensibles a la cafeína, podamos disfrutarlo sin ningún tipo de problema. Eso sí, hay que tener cuidado al impregnar los savoiardi más de un par de segundos en la leche, ya que son muy secos, absorben muy rápido el líquido y, si los empapáis por más tiempo, lo que os sucederá, os lo digo por experiencia, es que el bizcocho va a deshacerse y, como consecuencia, vuestra sobremesa tendrá una textura excesivamente húmeda.


La salsa o coulis de fresa casera, es deliciosa, muy sencillita y, además de para darle un toque especial a nuestro tiramisú del amor, sería posible usarla para acompañar helados, como cobertura de tartas de queso o en relleno de crêpes. 



Espero que os encante esta romántica idea y os animéis a prepararla. Os dejo, como siempre, el proceso por escrito por si tuvierais alguna duda. Si hacéis alguna de las recetillas del canal o del blog, podéis mandarme los resultados a mi dirección de correo electrónico: belenru16@gmail.com. Las fotillos de vuestras creaciones, aparecerán en próximos vídeos. No olvidéis que podéis imprimir ésta y todas las recetas que se publican en el blog, pinchando en el botón "imprimir receta". Muchas gracias por vuestro siempre apoyo y por todos los comentarios amables que me dejáis a través del Youtube.
Un abrazote gigante,



______________

Tiempo: 90 minutos    Comensales: 6-8

País: inspiración Italia      Plato: postre
_____________________



Ingredientes
  • 200 gramos de bizcochos savoiardi
  • 250 ml de leche semidesnatada a temperatura ambiente
  • 1 cucharada de cacao puro en polvo sin azúcar

Crema de mascarpone
  • 200 gramos de queso mascarpone a temperatura ambiente
  • 2 huevos camperos (separados en yemas y claras)
  • 4 cucharadas de azúcar moreno
  • Pizca de sal fina

Salsa de fresas
  • 250 gramos de fresas limpias y cortaditas
  • 4 cucharadas de azúcar moreno

Preparación

Crema de mascarpone
  1. En un cazo, que vamos a poner a baño María y a fuego medio, echaremos las yemas y 4 cucharadas de azúcar moreno.
  2. Removeremos constantemente hasta que el azúcar quede bien disuelto y se nos forme una mezcla cremosa.
  3. Reservaremos en un bol y dejaremos enfriar a temperatura ambiente.
  4. Mientras tanto, agregaremos la pizca de sal en el recipiente en el que tengamos nuestras claras y las montaremos a punto de nieve. Sabremos que están listas porque cuando volteemos el vaso de la batidora, éstas no se verterán.
  5. Añadiremos el queso al bol de las yemas azucaradas y mezclaremos. Es importante que el mascarpone se encuentre a temperatura ambiente, porque, así, a la hora de integrarlo, nos resultará mucho más sencillo.
  6. Incorporaremos las claras en dos veces y a movimientos envolventes.
  7. Cubriremos el bol con papel film y llevaremos nuestra crema a la nevera para que adquiera mejor consistencia.

Salsa de fresas 🍓🍓
  1. Echaremos las fresas y el azúcar en un cazo que vamos a poner a fuego medio-bajo.
  2. Cocinaremos, removiendo bien sobre todo al principio, hasta llegar a ebullición (veremos que las fresas van soltando su jugo y el azúcar se disuelve).
  3. Una vez conseguido, dejaremos la salsa en el fuego unos 10 minutos más, removiendo de vez en cuando.
  4. Retiraremos y dejaremos enfriar a temperatura ambiente.
  5. Una vez fría, trituraremos con la batidora. A mí me gusta que quede algún trocito.

Montamos nuestro tiramisú
  1. Humedeceremos los bizcochos en la leche, solamente por un lado y un par de segundos, ya que absorben demasiado líquido y podrían empaparse en exceso y deshacerse, escurriremos el sobrante y los colocaremos en la base de un molde (medidas: 22 x 22 x 5,5 cm).
  2. Una vez hayamos rellenado toda la base del molde, extenderemos la salsa de fresa sobre los bizcochos.
  3. Continuaremos con otra capa de bizcochos humedecidos en leche.
  4. Terminaremos con la crema de mascarpone y sobre ésta, espolvorearemos el cacao puro en polvo con ayuda de un colador.
  5. Refrigeraremos nuestro tiramisú en la nevera entre 6 y 7 horas. Podéis cubrirlo con papel film, para evitar otros olores del frigorífico.

FELIZ SAN VALENTÍN 🤗🤗