21 de julio de 2020

LECHE DE AVENA CASERA


   Hoy vamos a preparar leche de avena: casera, facilita, sin aditivos y muy económica. ¿A vosotros, os gustan las bebidas vegetales? Pues vamos a por ella.


Me encanta tomar bebidas vegetales, aunque siempre que las veo en el supermercado y comienzo a leer los ingredientes, me pongo un poco nerviosa, puesto que habitualmente, llevan algún que otro conservante, espesante o aditivo. Además, este tipo de producto, suele ser bastante caro con respecto a la leche de vaca, lo cual me suele echar mucho para atrás a la hora de comprarlo. Por ello, es que prefiero preparar leche de avena en casa, ya que se necesitan muy poquitos ingredientes y, si sois consumidores asiduos de copos de avena, estoy convencida de que vais a tenerlos a mano. La leche de avena casera, no tiene la misma consistencia que la que compramos en el mercado, es más líquida, y para poder colarla adecuadamente, es necesario disponer de un colador con agujeros muy pequeños, o de una gasa de cocina, tipo muselina. Una vez elaborada, podéis calentar vuestra bebida sin ningún problema, aunque vais a notar que cambiará un poco la textura, resultando más espesita y gelatinosa. A mí, personalmente, caliente, no me hace mucha gracia, pero, como siempre, todo es cuestión de ir probando y de adaptaros a lo que más os guste jeje. La bebida de avena es muy versátil, podemos incluirla en un sinfín de preparaciones, por ejemplo, en bizcochos y en nuestros postres preferidos, sustituyendo a la leche de vaca. La verdad es que es una idea muy práctica y útil, sobre todo si sois intolerantes a la lactosa. Queda muy rica, se hace en un periquete y dura como máximo 6 días en la nevera, sin embargo, estoy casi segura de que os la vais a beber mucho antes jeje. Bien fresquita, ahora en verano, se apetece un montón. 


Espero que os guste mucho la idea y os animéis a cocinarla. Os dejo, como siempre, el proceso por escrito por si tuvierais alguna duda. Si hacéis alguna de las delicias del canal o del blog, podéis enviarme vuestras fotos a mi correo: belenru16@gmail.com. Los resultados de vuestras creaciones, aparecerán en próximos vídeos. No olvidéis que podéis imprimir ésta y todas las recetas que se publican en el blog, pinchando en el botón "imprimir receta". Muchas gracias por vuestro siempre apoyo y por todos los comentarios amables que me dejáis a través de Youtube.
Un abrazote gigante,


____________

   Tiempo: 10 minutos     Cantidad: 750 ml

 País: internacional   Plato: bebida
___________



Para preparar esta receta, estoy usando taza de 250 ml de capacidad y cucharas medidoras.


Ingredientes para 750 ml de leche

Para remojar la avena
  • 3 cucharadas de copos de avena: gruesos e integrales
  • 1/2 taza de agua templada
  • 1/2 cucharadita de vinagre de manzana

Para la leche
  • 2 tazas y 1/2 de agua
  • Pizca de sal para potenciar el sabor
  • Punta de cucharadita de canela molida (opcional)
  • Panela, pasta de dátiles, miel, sirope de arce (para endulzar)

Preparación
  1. En el bol (el mío mide 15 cm de diámetro) en el que tenemos reservada nuestra avena, verteremos la 1/2 taza de agua templada y el vinagre.
  2. Cubriremos con una tapadera y dejaremos reposar toda la noche a temperatura ambiente. Esto lo hacemos para que la avena sea más digestiva. Si hace mucho calor, podemos meter el bol en la nevera, para evitar malos olores.
  3. Al día siguiente, destaparemos, colaremos con ayuda de un colador, enjuagaremos un poquito bajo el chorro del grifo y escurriremos bien para sacar el exceso de agua.
  4. Pasaremos la avena remojada al vaso de la batidora. Incorporaremos la sal y la canela molida.
  5. Trituraremos con la batidora, hasta conseguir una especie de crema. Lo haremos a intervalos de unos segundos, para no recalentar el motor de la batidora.
  6. Una vez conseguido, verteremos 1/2 taza de agua y seguiremos batiendo.
  7. Cuando tengamos todo bien integrado, verteremos 1 taza más de agua y continuaremos batiendo.
  8. Finalmente taparemos el vaso con una tapadera y dejaremos reposar la leche 1 hora, a temperatura ambiente.
  9. Pasado el tiempo, destaparemos, removeremos un poco con una cuchara y pasaremos la leche a una botella, con ayuda de un embudo y de un colador con agujeros pequeños o de una gasa de cocina, tipo muselina. Podemos usar los restos de avena que quedan en el colador, en un yogur o en una mascarilla para el rostro.
  10. Y como nos ha quedado un poquito de espacio libre en la botella, vamos a rellenarlos con la taza de agua que nos quedaba.
  11. Cerramos la botella y podemos servirla directamente o llevarla a la nevera para disfrutarla bien fresquita.
  12. Agitamos la botella y servimos en una taza o vaso, con ayuda de un colador con agujeros pequeños. Suelo utilizar el típico que se usa para colar las hojas de té.
  13. Por último, podemos endulzar la bebida de avena a nuestro gusto. Para ello, sería posible utilizar panela, pasta de dátiles, miel o sirope de arce.
¡A disfrutar!






Más recetas con avena, pinchando en la siguiente foto ^.^.


4 comentarios :

  1. ¡¡Hola Belén!! Deliciosa bebida. Yo sólo he probado casera la de arroz y la de avena, como bien dices, fresquita está muy rica. La de avena de compra, si que la he calentado, junto con la avena, para hacer un porride para el desayuno y está rica, pero la casera, a mi también me gusta más fría. Digestivamente hablando, sientan muy bien y por lo menos, sabes lo que llevan, que las de compra, algunas, llevan una cantidad de azúcar como si fuera la cocacola, y ya ves, ahí ya deja de ser sana del todo. Así que yo también apuesto por tu receta hecha en casa Belén. Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Olá Belen.

    Obrigado por receber uma receita e instruções sobre como fazer sua própria aveia em casa que tenha um sabor delicioso e saudável.

    Saudações de amizade.

    ResponderEliminar