13 de agosto de 2015

Gazpacho de Sandía



    Hola amig@s cociuniversales, ¿cómo estáis? Por aquí, parece que esta semana va relajándose un poquito el clima y estamos teniendo temperaturas más primaverales. En el post de hoy, quería proponeros una recetilla cargada de nutrientes. Como ya os comenté en una entrada anterior, tengo la intención de incrementar la proporción de frutas y verduras en mi dieta y creo que el verano, es la estación ideal para comenzar a introducirse en un mundo bastante más saludable. Hoy me gustaría presentaros un rico gazpacho, pero con un matiz muy particular, agregando sandía y hojas de menta para no olvidar el toque exótico.


 La sandía es una fruta excelente que posee un caroteno, el licopeno (también presente en los tomates), ideal para producir vitamina A en nuestro organismo, reducir el colesterol y prevenir muchos tipos de cáncer. También contiene grandes cantidades de vitaminas del grupo B, como la B6 (piridoxina); una falta de esta vitamina puede provocar nerviosismo, insomnio, debilidad muscular o problemas de aprendizaje. Asimismo, esta fruta es rica en vitamina B3 (niacina) con la cual las células del organismo producen energía. En menor cantidad aporta vitamina C que ayuda a producir colágeno y a cicatrizar heridas o calmar quemaduras. Tiene grandes proporciones de agua con lo que es un alimento idóneo para combatir el calor y la deshidratación en verano, ayudando a conservar nuestra piel y a adelgazar. Contiene manganeso que interviene en la formación de los huesos y potasio lo cual la convierte en aliada perfecta contra la retención de líquidos, artritis y gota.


Preparar esta receta es muy sencilla. Espero que os guste mucho el vídeo con el paso a paso. Os dejo también, más abajo, el proceso por escrito, por si quedase alguna duda. 
Un besote y muy feliz fin de semana,





_______________

Tiempo: 15 minutos     Comensales: 4

País: inspiración cocina española        Plato: primero
_____________________



Ingredientes gazpacho

  • 4 tomates (os aconsejo de pera)
  • 1 trozo de pepino (4 dedos) 
  • 1 tajada de sandía (con pepitas)
  • Hojas de menta al gusto
  • 1 cucharada de vinagre de manzana
  • 1 diente de ajo
  • ½ cucharadita de pimienta negra molida
  • Sal al gusto
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • ¼ de vaso de agua
  • Semillas de sésamo


Preparación 

  1. Partir los tomates en gajos.
  2. Pelar y cortar el pepino.
  3. Trocear la sandía y el ajo.
  4. Incorporar en un bol, los tomates, el pepino, la sandía, las hojas de menta, el ajo, el chorrito de vinagre, la pimienta negra molida, sal al gusto y el agua.
  5. Triturar bien con ayuda de una batidora.
  6. Una vez, tengamos todo bien triturado, seguir batiendo y agregar el aceite de oliva, en forma de hilo, para lograr una textura cremosa. Si queréis, podéis colarlo.
  7. Servir y decorar con semillas de sésamo, algunas hojas de menta y trocitos de sandía.


A disfrutar