19 de junio de 2016

Pollo al horno con leche de coco y champiñones


   

   Hoy me encantaría enseñaros una de las recetas estrella de mi menú semanal, particularmente, si es un día en el que llevo un poquillo de prisa y no tengo tiempo suficiente para preparar algo más elaborado. Se trata de una delicia muy fácil de hacer y que no dejará indiferente a todo el que la pruebe; un pollo al horno, bañado en una salsa con leche de coco especiada y de sabor oriental; un plato para el que no necesitaremos hacer casi nada de esfuerzo.


Me he decantado por utilizar contramuslos debido a que me parece una carne más jugosa que la de los muslitos, para la salsa he decidido mezclar leche de coco con un poco de kétchup y salsa de soja y, como toque final, he agregado unas uvas pasas sin pepitas que tenía guardadas en el cajón de los frutos secos; este paso es totalmente opcional. El resto viene con un poco de imaginación experimentando con las especias que más os gusten; en este caso, un poco de jengibre, pimienta negra molida y pimienta de Cayena. Con respecto al primero, podéis añadir tanto el fresco como el molido; personalmente os sugiero mejor el fresco ya que el sabor que aporta a la carne es más suave al paladar y da un toque al plato mucho más sofisticado. Otra cosa importante es que la leche de coco ha de ser sin azúcar, ya sabéis, la típica de lata que venden para cocinar. 

  

En esos días tan apresurados no te apetece manchar demasiado, así que me he ido por el camino más corto; mezclar los ingredientes en un cuenco, marinar la carne de pollo en la salsa resultante y a precalentar el horno. Espero que os guste mucho esta vídeo-receta express, os dejaré también el proceso escrito, por si quedase alguna duda. Deseo que estéis pasando un estupendo fin de semana y os mando un súper besazo. Muchas gracias por vuestro siempre apoyo.

www.youtube.com/belenru


_________________

Tiempo: 60 minutos     Comensales: 2-3

Gastronomía: asiática   Plato: segundo
_________________


Ingredientes
  • ½ lata de leche de coco de 400 mililitros (sin azúcar)
  • 550 gramos de contramuslos de pollo sin piel
  • 200 gramos de champiñones frescos laminados
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • 1 cucharadita de cebolla en polvo
  • ½ cucharadita de jengibre molido o 1 cucharadita de jengibre fresco
  • Punta de cucharadita de pimienta de Cayena
  • ¼ de cucharadita de pimienta negra molida
  • 2 cucharadas de ketchup
  • 1 cucharada de aceite de sésamo 
  • 1 cucharada de uvas pasas sin pepita
  • Sal al gusto (yo suelo poner una cucharadita)

Preparación
  1. En un bol verter la leche de coco, el kétchup, la salsa de soja y el aceite de sésamo.
  2. Incorporar la cebolla en polvo, el jengibre (molido o fresco), la pimienta de Cayena, la pimienta negra molida y la sal al gusto.
  3. Remover hasta conseguir una mezcla homogénea.
  4. Introducir los contramuslos de pollo en esta mezcla y dejar marinar, cubriendo el cuenco con film transparente, unos 30 minutos en la nevera.
  5. Pasado el tiempo, precalentar el horno 10 minutos, a 200 ºC por arriba y abajo.
  6. Colocar el pollo en un molde que soporte el calor del horno.
  7. Ubicar los champiñones y las uvas pasas sobre la carne.
  8. Por último, bañar todo con la salsa que habrá quedado del marinado.
  9. Hornear 30 minutos a 200 ºC por arriba y abajo o hasta que el pollo esté doradito (podéis dejarlo más tiempo, si veis que no está del todo hecho. Ello depende del tamaño de las piezas de carne que vayáis a cocinar, en mi caso no eran excesivamente grandes).
  10. Servir y acompañar con arroz blanco cocido.

Buen provecho 🤗