20 de enero de 2017

Pollo al horno con manzana


     Esta receta la hice por primera vez hace dos años, por la misma época en la que se me ocurrió empezar toda esta locura de subir recetas a Youtube. Ese día, recuerdo que tenía en la cabeza gastar los restos de un bote de mostaza y un cartón, medio vacío, de zumo de manzana. Ambos ingredientes estaban arrinconados en el frigorífico, consecuencia de otras recetas. Como, casualmente, me tocaba cocinar una carne de pollo, que esperaba desde hacía algunos días en mi nevera, me puse a experimentar con ese par de ingredientes y con la conocidísima salsa inglesa o Worcestershire; el resultado fueron estos deliciosos muslitos de pollo al horno que hoy os muestro en el post. 


Para la cena de Nochevieja de este año, preparamos un delicioso solomillo Wellington, estaba riquísimo, y con la mostaza sobrante pensé en volver a recrear esta delicia, de la que os hablo, que tenía atesorada en mi lista de recetas pendientes desde finales de 2014. Para realizar esta comida tan fácil y rápida no necesitaréis más de 15 minutos; el horno será el encargado de llevar a cabo la mayor parte del proceso. La idea de agregar manzanas asadas sobrevino gracias a una delicia que preparaba mi abuela los domingos. Ella solía hacer unos contramuslos de pollo asado, marinados en una sabrosa salsa, elaborada a base limón y caldo de pollo, y acompañados de unas manzanas Golden que horneaba en los últimos 20-25 minutos de la cocción. En el momento en el que nos dábamos cuenta de que este rico manjar estaba listo sobre la mesa, la alegría era inmensa y unánime. 


Finalmente, me he decantado por cocinar un híbrido de las dos recetas, y, así de paso, aprovechar la mostaza dulce que tenía en el refrigerador desde Nochevieja. La verdad es que os la recomiendo al 100%; es un plato que se prepara en un santiamén y realmente, si tenéis prisa, estáis cansados o simplemente no os apetece estar demasiado tiempo cortando ingredientes o enredando en la cocina, este asado os va a venir de maravilla. Estoy utilizando una mostaza dulce con piña y miel, la he comprado en Lidl y la encontré en diciembre durante la campaña navideña. Por aquí todavía la tienen, aunque es un producto que no suelen vender el resto del año. De todas formas, cualquier otra mostaza dulce, que encontréis en el mercado, irá perfecta para la salsa en la que aderezaremos nuestros muslitos. La salsa inglesa, también conocida como salsa Worcestershire, me encanta utilizarla para marinar carnes y en sopas asiáticas. La marca que más suele escucharse es Perrins, sin embargo, he escogido una algo más barata, que encontré en Intermarché (una cadena de supermercados francesa), e igualmente buena; su marca es "Flor das Hortas" y se fabrica en Portugal. Me he inclinado por asar unas manzanas Golden; mi abuela siempre utilizaba este tipo de manzanas ya que son más dulcitas y en contraste con la carne, considero que casan estupendamente. Las he tenido en el horno unos 25 minutos, no obstante, ello depende del tamaño de la fruta y de si están más o menos maduras. Lo mismo sucede con el pollo; si las piezas son más grandes, el tiempo de horneado será mayor, en esta ocasión fueron unos 50 minutos en total.




Como veis, es una delicia que no lleva mucha complicación, se prepara en un momento y, por tanto, es ideal para luchar contra la ola de frío que nos azota últimamente. Espero que os guste mucho el vídeo con el paso a paso. Os dejo también, como siempre, el proceso escrito por si tuvierais alguna duda. No olvidéis que podéis imprimir ésta y todas las recetas que se publican en el blog, pinchando en el botón "imprimir receta". Muchas gracias por vuestro siempre apoyo y por todos los amables comentarios que me escribís a través del canal de Youtube.
Muy feliz finde semana y un besazo gigante,



________________

Tiempo: 80 minutos     Comensales: 2

País: inspiración gastronomía británica      Plato: segundo
_____________________


Ingredientes para 2 personas
  • 550 gramos de muslitos de pollo sin piel
  • 3 manzanas Golden lavadas
  • 1 cucharadita de kétchup
  • 2 cucharaditas de mostaza dulce
  • 3 cucharaditas de salsa inglesa o Worcestershire
  • ¼ de vaso de zumo de manzana
  • Pimienta negra molida al gusto
  • Sal al gusto

Decoración
  • Perejil fresco

Preparación
  1. Precalentaremos el horno a 200 ºC por arriba y por abajo.
  2. Salpimentaremos el pollo por ambos lados y reservaremos.
  3. En un bol mezclaremos el kétchup y la mostaza.
  4. Incorporaremos la salsa inglesa y seguiremos removiendo.
  5. Por último, agregaremos el zumo de manzana, una pizca de sal, pimienta negra molida al gusto y continuaremos mezclando bien todos los ingredientes.
  6. Echaremos los muslitos de pollo en la salsita resultante.
  7. Cubriremos el cuenco con film transparente y dejaremos marinar 30 minutos en la nevera.
  8. Pasado el tiempo, colocaremos la carne en un molde adecuado para soportar el calor del horno.
  9. Verteremos el resto del marinado, que habrá quedado en el bol, sobre el pollo.
  10. Hornearemos 25 minutos a 200 ºC.
  11. Mientras tanto, partiremos las manzanas por la mitad y las descorazonaremos (me he ayudado con un cuchillo).
  12. Pasados los 25 minutos, daremos la vuelta a nuestros muslitos, los regaremos con los jugos y depositaremos las mitades de manzana boca abajo.
  13. Hornearemos a 200 ºC 25 minutos más o hasta que el pollo esté dorado y las manzanas cocinadas.
  14. Una vez conseguido, sacaremos el molde del horno, serviremos nuestros muslitos con manzana y decoraremos con un poco de perejil a nuestro gusto.

A DISFRUTAR 🤗🍏🤗